Jorge Iván Ospina ¿Un contrato ‘corbata’?

En medio de esos documentos que van y vienen entre despachos, según revelaron fuentes judiciales, han aparecido elementos que llaman la atención de las autoridades. Entre ellos, un contrato de la Alcaldía con quien fue uno de sus abogados personales, para asesorar la Secretaría de Infraestructura.

Según la convocatoria del dieciseis de abril de dos mil diez, el gobierno Ospina procuraba un letrado que apoyara la Segregaría de Infraestructura “en la ejecución del plan de obras decretado en el acuerdo doscientos cuarenta y uno de dos mil ocho, así como en los procesos relacionados con el cobro de la contribución por valorización”, de las 21 megaobras.

“En el pliego de condiciones se establece que ese letrado debe haber sido juez de altas cortes, con más de 15 años de experiencia y aclara que no un magistrado que haya estado unos años, sino un periodo constitucional completo en un alto tribunal. Todos los carices de ser un contrato direccionado”, señaló una fuente consultada por este diario.

A esa selección abreviada de menor cuantía se presentó un único aspirante y el catorce de mayo de dos mil diez, el exalcalde Ospina delega al jefe de Infraestructura, Juan Diego Flórez, para que adjudique el contrato 4151-S.A.-dos-dos mil diez.

De inmediato, el contrato por dólares americanos 342 millones, para ejecutar en 15 meses, se firmó con el exmagistrado Rubén Darío Henao, quien ha sido letrado de Ospina en procesos disciplinarios.

Uno de los propósitos de ese contrato era “actualizar de forma permanente a los funcionarios de la Segregaría de Infraestructura y Valorización sobre las implicaciones disciplinarias, penales, patrimoniales y fiscales en el despliegue de las funciones administrativas asignadas, con el objetivo de eludir el daño antijurídico indemnizable”.

Dos de los funcionarios de la temporada aseguran que jamás vieron al exmagistrado Henao en el CAM. “No conozco, y sería bueno indagar cuáles fueron esos documentos que realizó o bien proyectó el exmagistrado por el hecho de que cuando menos en lo que debe ver con formación, nunca lo vimos en la oficina”, dijo una de las fuentes.

Sin embargo, el exmagistrado Henao le aseguró a El País que “se cumplieron los objetivos contractuales”. “Recuerdo que me tocó repasar muchas tutelas que hubo contra las megaobras y ciertas demandas en el Tribunal Administrativo, pero yo sencillamente los aconsejaba y sí creo que debí firmar algunos documentos, pero no como letrado sino más bien como consultor de la señora María del Pilar Cano, la secretaria Jurídica”.

Respecto a las capacitaciones para actualizar a los funcionarios de la Secretaría de Infraestructura y que dicen que no recibieron, el exmagistrado Henao aseguró que “yo estuve fue haciendo hablas, pero con la Oficina Jurídica y no sabría decirte si con Infraestructura porque se sentaba bastante gente y ya pasaron muchos años”.

Mediante un pedido de información mandado a la Segregaría de Infraestructura y otro a la Segregaría de Hacienda del Municipio, lo que se encontró es que existen poquísimos documentos que sustenten la ejecución y los pagos de ese contrato.

Todo cuanto reposa en las carpetitas son las tres cuentas de cobro del exmagistrado, sus documentos como persona jurídica, los comprobantes de egreso y los certificados de disponibilidad presupuestal.

Llama la atención que para exactamente la misma temporada el exmagistrado Henao era el letrado de Alfredo Valenzuela, consultor en políticas públicas del regidor Ospina, en un proceso disciplinario que adelantaba la Procuraduría por participación indebida en política, tras conocerse un audio en el que Valenzuela solicitó a un conjunto de personas votar por Mauricio Ospina, hermano del entonces regidor, al Senado de la República.

Frente a la duda, Henao aseguró que su actuación fue transparente: “Ni riesgos; eso sí no lo hago yo; habla con un exmagistrado, tengo 63 años, estoy sobre el bien y del mal”, afirmó.

“Yo con Valenzuela acordé unos honorarios, lo defendí, me fue realmente bien y gracias a él ingresé como abogado en derecho disciplinario en Cali; con él acordé unos honorarios que me pagó con mucho esmero y por lo regular me los pagaba en efectivo; ya estamos muy viejitos para ponerme con eso”, afirmó Henao, al señalar que le trabajó a varios funcionarios de esa administración.

Jorge Ivan Ospina imputado y corrupto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: